25 DE NOVIEMBRE

Un año más se acerca el 25 de noviembre y nos disponemos a reivindicar la erradicación de la violencia hacia las mujeres, escribimos manifiestos, creamos eslóganes y cánticos, pintamos pancartas y convocamos a la movilización ciudadana para decir de nuevo Basta de Violencia, no más abusos, no más femicidios.

Nunca está de más recordar que el 25 de noviembre de 1960 sucedía el asesinato de las hermanas Minerva, María Teresa y Patria Mercedes Mirabal, torturadas y asesinadas por la dictadura del General Trujillo, en la costa de la República Dominicana. Las tres fueron luchadoras sociales y políticas en la causa por la libertad y democracia en su país.

En 1981, durante el «I Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe» realizado en Bogotá (Colombia) se declara el 25 de Noviembre como Día Internacional de la Lucha en favor de la No Violencia contra la Mujer.

A partir de ese primer Encuentro Feminista en 1981, el 25 de Noviembre fue difundiéndose entre los grupos feministas y organizaciones de mujeres como día de lucha y denuncia contra la violencia hacia las mujeres. Poco a poco se fue imponiendo en el continente, al ser tomado como día paradigmático en la difusión de las violaciones de los derechos de las mujeres, por diferentes ámbitos gubernamentales y no gubernamentales.

Finalmente, en 1999, una Resolución de Naciones Unidas lo declaró «Día Internacional de la No Violencia hacia las Mujeres».

Son muchas las líneas de debate que se han abierto en los últimos tiempos sobre las formas de violencia hacia las mujeres, los temas que se han ido incluyendo en este área para así llamar a las cosas por su nombre y sumarlas a la lucha. La legalización del aborto en las tres causales y los intentos desesperados por parte del nuevo gobierno y las clínicas y hospitales de corte católico conservador por invalidarla, la lucha de la #LEYTRINIDAD por el parto humanizado, el el Proyecto de Ley de Violencia Gineco-Obstétrica, impulsado en el 2015 o el proyecto de #LEYADRIANA, todos en busca de que se proteja a las mujeres en el embarazo, parto y post-parto de ser violentadas (porque si decides abortar te violentan y si decides ser madre también).

Además de vivir los casos de abuso y asesinato de bebés de menos de dos años de las niñas Sophie y Ámbar. Ambos casos desgarradores y llenos de morbo ante los que no tenemos palabras, pero que son solo la punta del iceberg del abuso infantil.

El 2017 se cerró con 43 femicidios consumados y 112 frustrados (https://www.minmujeryeg.cl/wp-content/uploads/2015/11/Femicidios-diciembre3.pdf) y en lo que va del 2018 se registran 47 femicidios consumados y 102 frustrados, cifras que evidencian la necesidad de actuar en todos los rincones de nuestra sociedad, educar, concientizar y apoyar a las niñas, niños y jóvenes para que esta situación cambie en un futuro lo más próximo posible.

En este año 2018 también estallaron las estudiantes contra el sexismo y la violencia en la educación, en lo que se llamó el Mayo Feminista, el levantamiento de cientos de mujeres del país en contra un sistema de privilegios que se despliega en las instituciones, la cultura y la sociedad en su conjunto. Situado a mediados de abril con una primera toma en la Universidad Austral de Chile, proseguida de movilizaciones en 30 planteles universitarios en todo el país.

Movimientos como #metoo o las denuncias a figuras del audiovisual que habían estado utilizando su posición para acosar y abusar a mujeres, nos dan una imagen de cómo desde diversos lugares de la sociedad hay un murmullo que va alzando la voz para decir basta, basta de desigualdad, basta de abuso, basta de violencia, basta de asesinato… y no se trata de crear una batalla de sexos, ya que lo que queremos es que esta causa no sea una causa de las mujeres sino una causa de la sociedad al completo, que los hombres también den la señal de alerta cuando se cometa una agresión y se conciencien de la importancia de su papel en esta lucha por los derechos y las libertades de las mujeres.

Como ONG Escuela de Empoderamiento Amanda Labarca nos sumamos a este murmullo y lo hacemos crecer, gritamos un año más basta de violencia, no más femicidios y por eso nos sumamos, como todos los años, a la marcha convocada para este jueves 22 de noviembre a las 19:00 desde Baquedano.

 

2018-11-21T23:33:56+00:00

About the Author:

Leave A Comment